lunes, 16 de agosto de 2010

Miedo















Las fuerzas de la evolución dotaron de un poder tremendo al sistema del miedo, en las primeras y brutales épocas de la humanidad, sólo el miedo nos mantenía vivos. Nos capacitaba para saltar a la acción a la primera insinuación de peligro. La reacción de miedo automática se hizo más rápida que el proceso de razonamiento, más rápida que la experiencia del sentimiento de amor, más rápida que cualquier otro acto humano. Y así sobrevivimos.



2 comentarios:

javicillo dijo...

Y, además, seguimos sintiendo miedo y subidas de adrenalina cuando ya no necesitamos sobrevivir; el miedo, en ese sentido, sigue existiendo y sin mucho más sentido que impedirnos vivir.

Espero que te vaya bien por Barcelona ;)

Lila dijo...

Sí... eso es lo que sigue... lo bueno es que siendo conscientes algo se podrá hacer, digo yo...

En BArcelona de momento he encontrado un piso muy chuli y con habitación para invitados ;)